TRAS LOS APLAUSOS

Desde Proyecto Enfermera queremos reflexionar sobre todo lo que han vivido los enfermeros y enfermeras tras el periodo más álgido de la COVID-19.


Como ciudadanas, y sobretodo como futuras profesionales de la sanidad, las situaciones que tuvieron que vivir los enfermeros/as nos conmovió y nos hizo sopesar desde la empatía, ya que la aparición de este virus que atravesaba fronteras, ajeno a cualquier límite territorial, llevó a los profesionales a una situación incierta y de lucha incansable.


Citando textualmente las palabras de la supervisora de Urgencias del hospital Vall d’Hebron, Aroa López, en su discurso en homenaje a las víctimas, “hemos pasados meses de lucha incansable, con la presión de tener que decidir sobre la marcha, estas palabras solo son una pincelada de todo lo que tuvieron que vivir, se convirtieron en el pilar de apoyo de las personas que tenían a su cuidado, de nexo entre los pacientes y sus familias, de acompañantes y único apoyo en el momento de la muerte.


Cada uno de ellos ha trabajado de forma impecable y al límite de sus fuerzas, teniendo que contener las lágrimas en muchas situaciones y poniendo su propia vida y la de los suyos en riesgo para garantizar los cuidados. La ciudadanía se volcó con el personal que cuidaba de todos nosotros durante el confinamiento, a través de aplausos día tras día en los balcones, pero…


Queremos transmitir que EL VIRUS NO HA DESAPARECIDO, el riesgo de contagio y de volver a la situación que vivimos sigue presente, es por ello que TODOS debemos poner de nuestra parte para protegernos. No es solo una acción que deben desenvolver los profesionales sanitarios, sino que somos todos los ciudadanos los que debemos tener conciencia del riesgo y aplicar las medidas de seguridad recomendadas. Os invitamos a que si quereís conocer qué medidas de prevención podéis aplicar cliquéis aquí.

17 vistas