HÁBITO DENTAL

Actualizado: sep 11


Una buena higiene oral ayuda a prevenir enfermedades en dientes, encías, lengua y glándulas salivales. Por ello, el objetivo principal es mantener unos dientes lo más sanos posibles y así, contribuir a una mejora en la salud general del individuo (1).


*En pacientes con COVID-19, una pobre higiene bucodental favorece la acumulación de bacterias, que a su vez pueden fomentar la aparición de complicaciones como la neumonía.


Deberán extremar precauciones los pacientes que padezcan alguna Enfermedad Cardiovascular, Hipertensión arterial o Diabetes, ya que estas se asocian con una alta presencia de bacterias en la cavidad oral y es importante prevenir la acumulación de las mismas por lo citado en el apartado anterior.


  • Cepillarse los dientes al menos 2 veces al día con un dentífrico fluorado y seda dental todos los días.

  • Para elegir una buena pasta de dientes no se requiere de gran cantidad, sino que con el tamaño de un guisante ya valdría. Además, hay que revisar que contenga flúor que ayuda a fortalecer la encía y proteger contra las caries.

  • Usar cepillos con cabezales blandos.

  • Cambiar de cepillo cada 3 meses, aproximadamente. *En pacientes COVID hay que desechar el cepillo una vez superada la infección (2).

  • Concluir el cepillado con una enjuague bucal o colutorio para reducir la placa.

  • La ventaja de los cepillos eléctricos es realizar movimientos rotatorios de limpieza que garantizan la eliminación correcta de la placa.

  • Recuerda cepillar la superficie de la lengua para eliminar las bacterias presentes en esta (3).

  • El cepillo de dientes es de uso individual y no se puede compartir con otras personas. *En pacientes COVID también es importante que no se comparta ni el recipiente dónde se guarda el cepillo ni la pasta de dientes (2).


"Una buena higiene oral ayuda a prevenir enfermedades en dientes, encías, lengua y glándulas salivales"



Otros consejos para mejorar la salud buco-dental (4)

  • Evitar el tabaco

  • Reducir la ingesta de alcohol

  • Alimentarse de forma sana y equilibrada

  • Acudir al dentista una o dos veces al año

  • En el caso de que no se pueda pasar un cepillo, se pueden limpiar los dientes con toallitas de limpieza dental o chicles con xilitol

  • Hacer revisión dental antes de iniciar un tratamiento contra el cáncer

  • Evitar medicamentos que deterioren la mucosa oral

  • Consultar al médico con la presencia de signos de alerta como encías rojas, sensibles e hinchadas, encías sangrantes, pus, mal sabor en la boca, pérdida de dientes, alteración en la masticación, entre otros.


FUENTES

  1. Giménez Serrano S. Higiene bucodental completa. Farmacia Profesional [Internet]. 2005 [citado 31 May 2020];(Vol. 19. Núm. 5.):52-57. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-higiene-bucodental-completa-13075305

  2. Naik R, Ahmed Mujib BR, Telagi N, Anil BS, Spoorthi B R. Contaminated tooth brushes-potential threat to oral and general health. J Family Med Prim Care [Internet]. 2015 [citado 10 Sept 2020]; 4: 444-448. Disponible en:  http://www.jfmpc.com/text.asp?2015/4/3/444/161350

  3. Gencat.cat [Internet]. Cataluya: Generalitat de Catalunya; 2019 [actualizado 14 May 2019; citado 11 Sep 2020]. Canal Salut. Recomanacions per a un bon raspallat. Disponible en: https://cutt.ly/OfUzJdO

  4. AEPap. Promoción de la salud bucodental. 2009.