CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

Actualizado: ago 15

Cuidar nuestra alimentación es fundamental para garantizar un buen estado de salud, pero cuando enfermamos, es igual de importante mantener una buena nutrición para evitar futuras complicaciones.


En referencia a la Covid-19, debido a la fiebre, la fatiga, la sensación de ahogo y la insuficiencia respiratoria con las que cursa esta enfermedad, es habitual encontrarse ante una disminución del apetito. Sin embargo, es importante tratar de mantener unos correctos hábitos alimenticios puesto que el desequilibrio nutricional puede agravar dichos síntomas.


Es importante tratar de mantener unos buenos hábitos alimenticios puesto que el desequilibrio nutricional puede agravar los síntomas de la enfermedad.

El porqué de la importancia...

Ante la falta de alimento, nuestro organismo trata de compensarlo y empieza a consumir sus reservas; éstas se centrarán inicialmente en los reservorios de grasa acumulados en el tejido adiposo (1). Si el ayuno se prolonga, comenzará a disminuir la masa magra muscular y el diafragma (músculo situado debajo de los pulmones que ayuda en la expulsión del aire en la exhalación) perderá su capacidad de contracción. De este modo, la función respiratoria se verá alterada debido a la falta de alimento.


Además de la funcionalidad muscular, una correcta alimentación ayuda a mantener activo nuestro sistema inmunitario. La falta de nutrientes puede disminuir nuestras defensas haciendo que nuestro cuerpo sea más vulnerable a los ataques del virus (2).


Las recomendaciones

Por estas razones que la Academia Española de Nutrición y Dietética ha hecho una serie de recomendaciones relacionadas con las necesidades alimentarias de los pacientes enfermos de Covid-19:

  • Disminuir la ingesta de hidratos de carbono (sobre todo los sencillos como el azúcar), porque pueden favorecer el aumento de CO2, agravando la sintomatología.

  • Mantener una ingesta adecuada de proteínas para la conservación de la masa muscular (carnes, pescados, huevos, proteínas vegetales).

  • En caso de falta de apetito o pérdida de peso, se puede aumentar el contenido proteico de las comidas. Enriquecer los platos con aceite de oliva en crudo o frutos secos o consumir batidos caseros elaborados con frutas, yogur, leche y proteína en polvo.

  • Incrementar el consumo de frutas, verduras y hortalizas por su riqueza en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, por su papel frente al estrés oxidativo ocasionado por la enfermedad.

  • En caso de náuseas y diarrea, evitar grasas y fritos, tomar alimentos a temperatura ambiente o fríos y evitar beber líquidos durante las comidas.

Más recursos

FUENTES

  1. Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia [Internet]. Murcia: Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia [citado 2 jun 2020]. Metabolismo en el ayuno. Disponible en: http://www.ffis.es/volviendoalobasico/1metabolismo_en_el_ayuno.html

  2. Recomendaciones de alimentación y nutrición para la población española ante la crisis sanitaria del COVID-19

80 vistas